Obama le dio una última oportunidad a Detroit

El presidente norteamericano Barack Obama le dio hoy una nueva oportunidad, tal vez la última, a Chrysler y General Motors para que salgan de la crisis que los puso al borde de la bancarrota. “No podemos, no debemos y no haremos que nuestra industria automotriz se desvanezca”, informó Obama en un discurso oficial.

Ford aseguró que por el momento no necesita ayuda oficial, pero se teme que la caída de sus dos principales competidores podría arrastrarla también a la quiebra.

Los párrafos más destacados del nuevo plan:

* Eliminación de todos los impuestos y gravámenes fiscales a la compra de autos cero kilómetro.

* “Estados Unidos será líder mundial en el desarrollo de la nueva generación de autos ecológicos. Pero en este momento nuestra industria no se está moviendo lo suficientemente rápido para triunfar en un entorno tan competitivo”.

* “El actual plan de reestructuración de General Motors no es lo suficientemente fuerte. GM puede volver a ponerse en pie sólo si produce una reestructuración más profunda. La salida del CEO Rick Wagoner es un primer paso. Esto no es una condena para Wagoner. Es sólo una señal de que la compañía necesita una nueva visión”.

* “El Gobierno norteamericano le entregará a General Motors el capital de trabajo necesario para sobrevivir por los próximos 60 días. En ese plazo debe focalizarse en consolidar las marcas más rentables, limpiar sus balances y crear un modelo de negocio capaz de sobrevivir y tener éxito en el competitivo mercado global”.

* “Déjenme decir esto bien claro: el Gobierno norteamericano no está interesado en dirigir General Motors”.

* “La situación de Chrysler es más complicada. Necesita un socio como Fiat para tornarse viable. Fiat le dará a Chrysler la tecnología para construir autos y motores en Estados Unidos. Pero antes de que Fiat tome control de las acciones de la compañía, Chrysler deberá devolverle a los contribuyentes norteamericanos la ayuda financiera que recibió en los últimos meses”.

* “Chrysler recibirá un préstamo capital de trabajo de 6.000 millones de dólares para que en los próximos 30 días presente un acuerdo aceptable con Fiat. Si no hay acuerdo y si no surgen nuevos socios, Chrysler no recibirá más dinero”.

* “La bancarrota de las automotrices aún es una opción. Bancarrota significa limpiar viejas deudas y reestructurar, mientras la compañía sigue abierta y los trabajadores conservan su empleo”.

* “En caso de bancarrota, el Gobierno norteamericano se hará cargo de las garantías de los autos de General Motors y Chrysler”.

Traducción de la ilustración: Obama, jugando con las nuevas mascotas de la Casa Blanca: “¡Oh, qué buenos chicos son! ¡Claron que lo son! ¿Quieren 25 mil millones de dólares? ¿Eh? ¡Claro que quieren, claro que quieren!” (Daryl Cagle, Msnbc.com)

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: [email protected]



https://cialis-viagra.com.ua

poliv.ua/uslugi/avtomaticheskij-poliv

www.showroom-kiev.com.ua