Acuerdo en GM: bajan sueldos, no hay despidos

Luego de cuatro semanas de tensas negociaciones que incluyeron cierres sorpresivos de la planta de Rosario y amenazas de toma de las instalaciones, General Motors Argentina y el sindicato Smata llegaron a un acuerdo para ponerle fin al conflicto: unos 160 empleados de los 435 que el mes pasado recibieron telegramas de despidos aceptaron reducir sus salarios a cambio de permanecer en la empresa hasta diciembre del 2009.

En una primera etapa cederían el 20 por ciento de su sueldo y a fines del año que viene la quita llegaría a ser del 60 por ciento. Según informaron los diarios y , para que esos 160 empleados no sean los únicos que sufran el ajuste, Smata propuso aplicar también suspensiones rotativas de una hora por turno o de un día por semana.

La flexibilidad que mostró Smata en este acuerdo contrasta de manera notable con la postura adoptada hace dos meses, cuando el sindicato exigió 50 por ciento de aumento para todo el sector.

La crisis financiera internacional, que puso a General Motors al borde de la quiebra, y la caída del mercado automotor interno y externo llevaron a este cambio de postura. En la planta de Rosario la situación es aún más difícil porque se está dejando de producir la Suzuki Grand Vitara y se está automatizando el área de pintura. Smata apuesta a que la situación en GM se revierta el año que viene cuando se lance el Proyecto Viva, aunque desde la empresa hasta ahora no informaron sobre la cantidad de personal que estará abocada a esa línea de montaje.

Post relacionado:

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: [email protected]



источник gss.com.ua